Regreso a África


(Dibujo: Paco Oti)

Henné fue concebida entre matas de alheñas

cuando la noche alquitranaba el oasis de El´ Web

aunque ella cree que la moldeó un pequeñito dios negro

bajo el pupitre de una clase con un cortaplumas y una barra de jabón

Henné juega con Muñeca de hojas de panocha

le da pecho y canta nanas

bajo un cielo pintado de heno

un cielo de nuez que se funde y desvanece como melaza al sol

Al sur

laten los tambores en el oasis de El´Web

cebrado con las tostadas pestañas de Henné

que se extienden a lo largo de la arena

como gotas de aceite quemado entre membrillos

como asfalto caliente en un mar de cebada

oleoductos negros que son venas de un bizcocho

Nos perfuma en abril el Simún

las espigas se hunden en las murallas de adobe

como viejas libélulas en burbujas de ámbar

como nanas de ocre en la boca del Henné

que ofrece sus mamas a Muñeca de hojas de panocha

y ve el calor perezoso serpenteando por el pedregal

cubriendo a El´Web como una costra de arcilla reseca

como una herida curada de yeso en el oasis de El´Web

Henné sabe que lloverá en El´Web

y mientras aguarda

hunde sus pestañas en la arena

que como un orfanato de plantas efímeras

arrulla en su tórrido vientre a semillas durmientes

que esperan sin prisa el húmedo beso de dios.

1 vista

 

© 2018 por Jorge Armesto